fbpx
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito

Evita suponer cosas como Nutriólogo

“Seguramente si voy a pedir una oportunidad me van a rechazar”, “mejor no pregunto, van a pensar que no se” y “si lo hago y ¿no soy capaz?”.  Este tipo de pensamientos son muy comunes al momento de tener que dar pasos para lograr nuevas metas, es decir, salir de la zona de confort y crecer.

 Brincar a conclusiones sobre el futuro o suponer pensamientos y comportamientos de nosotros o de otras personas es uno de los principales saboteadores para generar logros, ¿cómo influyen para ser obstáculos? Simple, el que nuestra mente genere automáticamente este tipo de suposiciones, nos detona una emoción, generalmente miedo, frustración, tristeza e inclusive enojo, y es en base a estas emociones que respondemos y actuamos.  Por ejemplo, antes de una reunión en la cual hablaras de tu propuesta de negocio, llegas a visualizar que las personas van a desinteresarse, pensaran que son ideas demasiado simples o absurdas a llevar a cabo, para terminar clasificándote como incompetente o te van a rechazar; todo este panorama ya genero tensión, miedo e inclusive dolor de cabeza, a consecuencia de esto, hablas muy rápido, se te van las ideas, y olvidas información importante, lo que conlleva a que los resultados tal vez no sean los esperados o satisfactorios.

 ¿Cómo evitar suponer?

  • Aprende a identificar si este tipo de pensamientos son frecuentes en ti, observa que los detona, si te pasa solo en el área profesional, o en la personal o forman parte de tu día a día.
  • Una vez que detectas cuando llega el pensamiento, cuestiona su veracidad: ¿es totalmente cierto que eso va a pasar?, ¿En qué me baso?, ¿Qué consecuencias tiene para mi el pensar así?. Una vez debatiendo estos pensamientos, nos facilita retomar la realidad y entender que suponer solo nos lleva a catastrofizar y negarnos la oportunidad de ver resultados que nos podrían sorprender, muy diferentes a lo que predecimos.
  • Es importante tomar en cuenta que tenemos el control de una sola cosa: nosotros mismos. Al asumir este control tenemos más posibilidades de manejar cualquier situación difícil contrario a desgastarnos queriendo tomar el control de factores externos (como las emociones de los demás, prevenir desacuerdos o evitar problemas) que al final de cuentas no vamos a lograr tener.
  • Enfócate en la situación del presente, que toda su concentración se vierta al momento de actuar, que cada emoción corresponda a lo que pasa en ese instante y la energía a dar respuestas a las situaciones reales. Si te es muy difícil deslindarte de las suposiciones, concéntrate primero en tu respiración y regresa a lo que tienes pendiente en ese momento.

 Finalmente, la toma de decisiones es muy importante en el crecimiento personal y profesional, se puede ver opacada muy fácilmente por pensamientos que implican suponer, leer la mente de los demás o predecir el futuro, por ello utiliza estrategias como las que se mencionaron aquí para que sea una decisión basada en la realidad y puedas tener mayores resultados satisfactorios.

Déjanos tus comentarios si tienes alguna duda al respecto.


DANA VALLE

DANA VALLE

Lic. Psicologia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *