fbpx
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito

¿Cómo perder a un paciente en 5 pasos?

Muchas veces hacemos cosas que pensamos son las correctas cuando lo vemos únicamente desde nuestro enfoque, sin embargo nunca nos cuestionamos como lo está tomando el paciente y damos por sentado que lo que hacemos es lo correcto, por ello nuestro servicio en consulta nutricional nunca se diferencia de otros y se vuelve algo sumamente esperado y predecible para tus clientes/pacientes.

La realidad de las cosas es que nadie te va a preparar para esto, tendrás que ser tú mismo (a) quien tome acción masiva para ver más allá de un simple paciente y verlo como un ser humano que tiene metas, miedos, ambiciones y decepciones. Lamentablemente te han condicionado para no ver estas cosas y cuando los resultados no te favorecen ni a ti ni a tu paciente; entonces es cuando empiezas a ver otras opciones, pero adivina que.. ¡Ya es demasiado tarde! tu paciente ya se fue con alguien más.

1.- Sé incongruente

Esto ya lo hemos hablado en cursos, talleres y vídeos. Es el repelente por excelencia para que tu paciente se vaya en un abrir y cerrar de ojos, tu credibilidad y confianza dependerá directamente de tu congruencia. ¿Eres incongruente? ¡Felicidades! estás más cerca de perder a tu paciente y posiblemente de tener una mala recomendación.

2.- Regaña a tu cliente/paciente

Esto es típico de un nutriólogo con poca inteligencia emocional, pero además es su deporte favorito. Es una excelente estrategia para perder a un paciente y dejarlo peor de como llegó contigo, además de acabar con la poca autoestima que le quedaba.

3.- Sé predecible

Uno de los venenos más efectivos para destrozar cualquier relación nutriólogo – paciente es la monotonía. No hay nada más desgastante que eso y tu paciente terminará harto (a) y asqueado de una consulta poco productiva y si los resultados que ha obtenido son pobres, encima se sentirá estafado.  Si quieres ser más letal combínalo con una dosis de indiferencia y verás que los resultados son impresionantes.

4.- Actúa como un loco racional

Trata por favor de venderle ciencia compleja, háblale con terminología que no pueda comprender para que piense que “si sabes”.  Evita emocionarlo y hacerle ver sus limitaciones en vez de inspirarlo y anclarlo con una emoción que se vuelva su motor de vida, ¡Seguro será más fácil!

5.- Evita darle seguimiento

Olvidar a tu paciente es combustible puro para hacer que se vaya, no le preguntes ¿cómo esta? no le des seguimiento, no te preocupes por el al final estará bien ¡El se las arreglará! ya es un adulto; tampoco le des las gracias por haber puesto su salud en tus manos. No le envies correos con contenido de valor, no le envies mensajes de motivación dudo mucho que los necesite y por nada del mundo le preguntes ¿cómo se ha sentido? puede que quiera hacer más estrecha la relación nutriólogo – paciente.

Si realmente quieres perder a tus pacientes por favor lleva a cabo los 5 puntos anteriores y no falles. Al final ellos tendrán una mala experiencia y tu te quedarás sin trabajo ¡Justo! ¿No?

 

ANTONIO DIAZ.

ANTONIO DIAZ.

Emprendedor en Salud y Nutricion.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *