fbpx
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito
burrito chicken delicious dinner

Antojitos al grito de guerra

ANTOJITOS AL GRITO DE GUERRA

Los nutriólogos también comemos mal, también pasamos por momentos de ansiedad y llegamos a topar con malos hábitos. ¿pero entonces que nos hace diferente al resto?  O que cambiaría la visión de una vida comúnmente normal a estar tras un consultorio orientando hacia la formación de una alimentación adecuada.

¿Será que los primeros con los que se tiene que trabajar son con tu entorno familiar y contigo misma(o)?

sabemos que muchas veces la familia juega un papel muy importante, me atrevo a decir que lo que somos y comemos tiene una influencia super fuerte un 80% el restante es lo que nos diferencia como personas independientes y capaces de tomar decisiones diferentes, lo que nos hace elegir nuestra forma de comer y los hábitos que desarrollamos.

Cuantas veces nos hemos parado a pensar que es lo que nosotros pensamos de esta profesión y no en lo que la gente puede llegar a pensar de ella; ¿ó en que tenemos que cambiar el cómo piensan porque claro dependemos de su mentalidad, o eso no es lo que le vendemos?

¿Y entonces quiere decir que no volveremos a comer alguna comida alta en grasa, carbos o procesada ni disfrutar de un fin de semana con tus amigos y tomar unos tragos?

Cual es el fin, creo que el primer paso es estar seguro de el papel que vas a representar, dejando a un lado las limitaciones, pero sin vender una imagen falsamente perfecta, sino algo real. ¡Si se deja de escandalizar los excesos quizá cambia la perspectiva de ello, eso ocurre a menudo con algunas situaciones y sin entrar en detalles!

Hablemos más a profundidad, cuantas personas se interesan por el servicio profesional, es claro, quieres bajar de peso acude con el nutriólogo(a) o igual sucede si quieres controlar algún problema nutricio.

¿Pero qué pasa con las personas que no buscan un nutriólogo pero que necesitan de el? Se ven orillados a moderar o restringir todo aquello que ingieren habitualmente y que esta representando un problema o agravamiento a su salud, aquí es donde comienza el desafío y te conviertes en la piedra incomoda en el zapato; Escuche decir a una amiga y compañera “se debería de prevenir, después ya para que sirve” y es algo que es cierto pero la gastronomía mexicana es incomparable a comida insípida como las personas propiamente dicen, como resolver esta situación si las personas enfermas cargan de por si con un problema de salud, su ánimo decae, están débiles hay frustración y encima le prohíben uno de los problemas mas gratos ¡COMER! .

La diciplina y ser estricta en estos casos salva a la persona en cuestión o termina por convertirse en un problema mayor, ya que los pacientes llegan a perder completamente el apetito, si bien los sentimientos juegan un papel importante y si no se toma como tal las cosas, racionalidad termina siendo irracional.

¿Pero recapitulemos cuales son los grandes enemigos del profesional de la salud?

Realmente estamos compitiendo con la comida, los platos típicos, las tradiciones todo esto se ha arraigado en la población mexicana,  gracias a su diversidad , hasta a sido reconocida por la UNESCO, como patrimonio inmaterial de la humanidad, atrae a turistas y hasta algunos quedan encantados o terminan con algún malestar estomacal ya que muchas veces no se tiene un  buen control sanitario, estamos hablando de que tiene una gran popularidad  establecimientos que encontramos como ambulantes, en las calles, afuera de los hospitales o en algún lugar donde se pueda comercializar, la gente acude por ser la opción mas barata, accesible , rica o rápida?

En consecuencia, cada vez hay más obesidad, contagios de bacterias y una mal nutrición.

No quiere decir que la comida mexicana sea pobre nutricionalmente, al contrario, tenemos a nuestro alcance una gama de productos agrícolas representativos, que a mi punto de vista no se le saca el provecho adecuado y pasa a ser un actor secundario, además de tener la costumbre de adoptar lo extranjero.

Dejemos de adornar nuestro patrimonio nutricio con excesos innecesarios, que resalte en nuestros platos los colores, los sabores, y sobre todo no olvidemos que la tierra da vida, promovamos y eduquémonos que el titulo no nos haga estar en guerra!

GABRIELA GONZALEZ.

GABRIELA GONZALEZ.

NUTRIOLOGA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *