fbpx
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito

7 Venenos de tu éxito como nutriólog@

El éxito no es casualidad, todos los días tomamos decisiones que nos acercan o nos alejan de nuestros objetivos ya sean personales o profesionales. Es cierto que el éxito es muy relativo dependiendo de nuestros objetivos, creencias, percepción y experiencias, le damos una interpretación diferente a eso que llamamos “éxito”. Sin embargo coincidimos en algo: todos queremos progresar y obtener mejores cosas.  Precisamente esta parte de “querer” o “desear” muchas veces no es suficiente para obtener lo que anhelamos, debemos estar dispuestos a pagar el precio que esto conlleva, una de las razones por las que los nutriólogos no están en donde quieren estar o se encuentran insatisfechos es porque han tirado la “toalla” muchas veces, evitando el dolor y sufrimiento en la mayoria de los casos y eso es lo que les limita su expansión.

Para poder obtener todo lo visible primero necesitas cambiar lo invisible, dos personas pueden estar en la misma situación, vivir en el mismo barrio, comer en la misma mesa; pero con realidades completamente diferentes, ¿por qué? por la manera en que cada quién interpreta su situación actual, todo depende de que crees que te mereces o no te mereces.

Creer que el éxito es un lugar al que hay que llegar

Como siempre lo decimos: el camino es el destino, necesitas tener una mejora constante donde todos los dias te exijas y des lo mejor de ti. Solo cuando empieces a dar tu mejor esfuerzo en cada cosa es cuando los resultados positivos van a llegar a tu vida. El éxito no es un lugar al que hay que llegar, se trata de siempre trabajar y pulir cosas, muchas veces nos venden la idea de que cuantos más títulos, maestrías, doctorados o certificaciones tengamos, tendremos mayor probabilidad de que seamos exitosos lo peor de todo es que compramos la idea. No significa que no te especialices y que no te sigas mejorando profesionalmente, pero dejame decirte que esa no es la solución mágica a todos nuestros problemas necesitas trabajar otras áreas para ser un profesionista mucho más completo, recuerda: divide el éxito personal del profesional

Evitar las ventas

Hay un mal concepto de las ventas, no se trata de molestar a alguien, ni fastidiarle es una oportunidad para servir y darle a conocer al mundo lo que sabemos y podemos crear. La mayoría de los nutrólogos no quiere vender pero si quieren más ingresos, es una gran incongruencia!. Es vital que aprendas a venderte como nutriólogo ¿Cómo sabrán quién eres si no te conocen? Todo el tiempo estamos vendiendo, desde que nos presentamos con el paciente, lo que ponemos en redes sociales, cuando damos una conferencia, cuando portamos la bata, cuando queremos transmitir que estamos actualizados también estamos vendiendo. No quieras huir de esto, no te estás haciendo ningún favor es todo lo contrario limítas tu crecimiento como nutriólog@, menos personas te conocerán y no podrán disfrutar de aquello que más sabes hacer.

Seguir pensando como victima

Tienes dos opciones: eres parte de la solución o parte del problema la mayoría de los nutriólogos siempre se la pasan quejandose de las escasas oportunidades que el “gobierno” “la vida” “el karma” NO les dieron, pero tu no eres como la mayoría tú sabes que tienes el potencial para conseguir todo lo que este en tu mente. Seguir pensando como victima te hace uno más, los nutriólogos más exitosos no tienen excusas ni son prisioneros de las mismas solo observa sus vidas lo que publican el MINDSET emprendedor que contagia a miles de personas. Deja de pensar que algún día se hará justicia, la verdad es que nadie hará justicia por ti, obtenemos lo que merecemos, asi de sencillo no puedes esperar más de lo que tu estás dando al mundo ¿Tienes un problema? Solucionalo! ¿No puedes solucionarlo? No te preocupes! busca otra opción, pero no trates de excusarte con el más mínimo inconveniente porque te garantizo que no obtendrás más que las migajas de la vida.

Gratificación instantánea

Nuestra sociedad está hecha para esto, los pacientes buscan esto y TÚ también por supuesto ¿Cuál es la diferencia? que los nutriólogos que realmente son exitosos se preocupan por no caer en este “juego” siempre estan exigiendose cada vez más porque saben que no tiene que ser fácil, porque todo lleva un proceso y tienen que estar dispuestos a pagar el precio de aquello que más anhelan, también tienen claro que no será rápido y no se desesperan por obtener las cosas inmediatas sino que toman su tiempo y disfrutan del proceso, entienden a la perfeccción que si quieren destacar de la media tienen que invertir en ellos mismos así que barato no será en lo absoluto. Entre más rápido entiendas esto, menos tiempo perderás dandole vueltas al asunto y esto te hará mucho más libre.

Evitar la incomodidad

Si has estado evitando la incomodidad a toda costa, dejame decirte que no te estás haciendo ningún favor ya que todo ser humano requiere someterse a situaciones completamente desconocidas e incómodas para seguir expandiendo su mente, no puedes pretender ser un nutriólogo ganador si no sales de la “cueva” y te expones a ciertos ambientes a los que no estás acostumbrado. El mayor crecimiento como ser humano y como profesional lo tendrás en esos momentos donde no estás cómodo, de nada sirve que sigas haciendo las mismas cosas, relacionandote con las mismas personas, hablando el mismo idioma, leyendo las mismas cosas, teniendo las mismas creencias, porque sencillamente no estás ganando en la vida; como nutriólogo tienes que moldear tu realidad constantemente y someterte a situaciones desconocidas.

No invertir en ti

Peor que no mantenerse incómodo, es no invertir en ti. Desafortunadamente o afortunadamente (como lo quieras ver) muy pocos nutriólogos invierten en ellos mismos, pensar que no es necesario es limitarse en todos los aspectos y claramente es uno de los venenos más comunes de tu éxito profesional como nutriólogo. No puedes pretender tener lo material cuando lo mental está por los suelos, no es congruente! ni sano!. Para cambiar lo visible primero tienes que cambiar lo invisible, tienes que construir los pilares sobre los que sentarás las bases de tu éxito y eso incluye: asistir a seminarios, comprar buenos libros, pagar a un mentor, tener experiencias que edifiquen tu mundo, tomar cursos que vayan de acuerdo a tus objetivos, cuidar tu imagen y muchas otras cosas que la mayoría no estaría dispuesto a hacer porque lo consideran una gran “perdida de tiempo y dinero”. Cuando entiendan que el tener un consultorio con pacientes no lo es todo en la vida, sabrán que debierón hacer algo antes con ellos mismos.

Malgastar el tiempo

Como decia el gran Seneca: “No es que tengamos poco tiempo, es que desperdiciamos mucho” y la verdad de las cosas es qe pensamos que vamos a vivir 80 años ¿Cómo lo sabes? Podemos irnos de esta existencia en cualquier instante, todos compartimos el mismo destino al final. Esto es algo que he comprendido muy bien o que por lo menos me recuerdo constantemente:  Memento Mori – Recuerda que morirás, por eso, cada vez que hago cualquier cosa me pregunto ¿Esto me acerca o me aleja de lo que realmente quiero? Como nutriólogos tenemos una gran misión en este mundo, no estamos aqui por casualidad, no estás leyendo esto por coincidencia realmente viniste aquí a aportar a esta sociedad, más allá de que en este momento no tengas los resultados que tu quisieras si te mantienes constante y persistente tus logros profesionales vendrán si o si. Podemos ver como la mayoría usa gran parte de su vida para ser expectador de la vida de alguien más y no protagonistas de la suya, no hay nada de malo en admirar a otros pero ¿Qué haces el 80% de tu tiempo?

En resumen

Tú éxito como nutriólogo dependerá en gran medida de la suma de pequeñas cosas o tareas que hagas constantemente conseguirlo es muy dificil, perderlo es muy fácil porque nuestra sociedad está hecha para la distracción, el consumismo y el poco valor. Es necesario ir en contra de todo condicionamiento, y tener muy muy claras nuestras convicciones profesionales y por supuesto personales, tener congruencia en todo momento esto nos va a dar más confianza y credibilidad ante nuestra audiencia.

 

ANTONIO DIAZ.

ANTONIO DIAZ.

Emprendedor en Salud y Nutricion.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *