fbpx
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito
Idioma:
Español Español English English
Ver precios en:
No hay productos en el carrito

5 básicos para emprender

Hablar de emprender sugiere que seamos pioneros en un ámbito determinado en nuestro caso la nutrición, generar a través de una idea potencial un servicio o producto que cubra una necesidad de la mejor manera. Esas ideas potenciales surgen, cuando encuentras la necesidad, tomando un café con los amigos, en clase o en una noche de insomnio; lo importante es identificarlas y explotarlas, para necesitas:

Escribe

Cuando venga a tu mente esa “idea loca” anótala no importa en que una servilleta del café en las notas del celular o tu agenda, incluso si puedes comienza a desarrollarla esas llamaradas de conocimiento son donde surgen los detalles fundamentales de lo que quieres emprender.

Mantén silencio

La razón puede sonar egoísta, pero bien sabemos que cuando contamos una nueva idea todos quieren aportar algo para ayudarnos y es lo que menos hacen, incluso existen quienes se adueñan de la idea y son tan inteligentes que la explotan antes que nosotros. Habla de tu proyecto con personas que ya han logrado lo que tú quieres alcanzar, personas que te puedan aportar solo en aquello que tú les pidas.

Investiga

Tiéndete un día a realizar una búsqueda exhaustiva de cosas que ya exista, que ya se estén vendiendo y que sea similares a lo que quieras hacer, no para copiarlo ¡es para analizarlo! Revisar que cosas puedes mejorar y que debes evitar hacer.

Constancia

Mantén esa seguridad y voluntad durante el desarrollo de la idea, habrá momentos en los sentirás que no funcionara y querrás darte por vencido pero es parte del trayecto, de los malos momentos también aprenderás.

Disciplina

Ser disciplinado consiste en hacer en tiempo y forma las cosas que te permitirán materializar tu idea, establece los días, el horario incluso el espacio donde desarrollarás y darás continuidad al proyecto. Si mantienes esa disciplina lo harás en muy poco tiempo, identificarás el material que necesites, las personas a quienes puedes recurrir y ellos al ver que estás comprometido estarán fascinados de ayudarte, lo mejor es que si inicias el proyecto con un alma disciplinada los futuros participantes o compradores tendrán la garantía de compromiso.

En México tenemos varios dichos que explican lo que quiero decir “No seas llamarada de petate” o “Tienes arranque de caballo, pero trote de burro viejo”. No se trata de pensar que con solo tener la idea cambiaremos el mundo de la nutrición debemos alimentarla día a día, no pensar que en el primer éxito somos los gurús del tema recuerda que en cada uno de nosotros vive un emprendedor y quizá alguien tenga una idea similar o idéntica a la tuya pero le dará su toque, tendrá más herramientas o recursos para echarlo a andar. Es válido tener miedo, esa arma de doble filo que puede paralizarte o puede impulsarte, que mejor que aplicarlo a nuestro favor.


GABRIELA HERNANDEZ.

GABRIELA HERNANDEZ.

Nutriologa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *